• 24126089
  • info@vinosuruguay.com

Antigua Bodega Stagnari

Antigua Bodega Stagnari

Vicente Stagnari, entusiasta activista Garibaldino, nació en Loreto, (Provincia central de Ancona, Italia) comenzó plantando sus primeras viñas en 1880 para luego elaborar un exquisito vino para su propio disfrute y también para la venta.

En su bodega solía manipular secretas fórmulas enológicas que más tarde transmitió a sus hijos, entre ellos, Pablo Stagnari Casali, quien siendo muy joven partio de viaje a través del Atlántico cuyo punto de partida fue el puerto de Génova llegandó a Uruguay, Montevideo en 1898.

Ingresó a trabajar con la familia Aicardi en las afueras de la ciudad de La Paz, (Canelones) donde se enamoró de una de las hijas, Adela Aicardi y tuvieron 7 hijos (5 hombres y 2 mujeres).

En 1910 llevó a cabo sus primeras plantaciónes de vides, en honor a su abuelo Vicente, en una granja ubicada en Melilla.

Poco a poco, el negocio vitivinícola le permitió producir más de 110,000 litros anuales, trabajo que realizó con un gran amor y pasión, heredados a sus descendientes.

Héctor Stagnari Aicardi (uno de sus 7 hijos) nació en 1908, desde pequeño se sintió muy atraído por la elaboración de vinos lo que lo llevó a asumir el liderazgo de la tercera generación.

Fue el Enólogo de la bodega familiar hasta su prematura muerte en 1955 con tan solo 47 años de edad. Sin embargo, la vida le había dado tiempo para compartir y transmitir sus secretos a su primer hijo, Héctor Nelson Stagnari, quién había nacido en Melilla en 1932.

Familia Stagnari Moise actualmente a cargo de la bodega:

La vocación por el buen vino y la pasión por la vid hicieron que Héctor Nelson Stagnari conociera a Mariana Moise hija de Pablo Moise y Mariana Delpero.

La familia Moise siempre se dedicó al vino, Pablo Moise, italiano, fue embarcado por su madre a los 16 años hacia estas lejanas tierras, al quedar huérfano de padre,  desembarcando en Argentina. Lamentablemente nunca más volvió a ver a su madre ni a sus hermanos, los cuales fueron victimas de las inhumanidades y cruel ocupación que provocó la Primera Guerra Mundial.

Bodega Stagnari Uruguay

Pablo Moise con sus cuatro hijas

Pablo vivió en Buenos Aires hasta que logró obtener un buen empleo, pero pronto asumió riesgos que lo llevaron a límites insospechados trabajando como constructor de las vías férreas que conectaban el noreste argentino con Asunción, capital de Paraguay.

Las anécdotas sobre los proyectos de Pablo podrían resultar fascinantes para exploradores y antropólogos que contaba historias sobre europeos, turcos, criollos y aborígenes que se asentaban a los lados de las vías férreas en casas y almacenes.

Su trabajo como herrero en las vías férreas, le había permitido obtener algún dinero, razón por la cual decidió emigrar a Uruguay, un pequeño país que prometía paz y seguridad.

Pablo Moise compró tres hectáreas de tierra en un paraje llamado “Santos Lugares”, cercano a la ciudad de “La Paz” donde está ubicada nuestra bodega: “Antigua Bodega Stagnari”.

Poco a poco construyó una casa, primero sin luz eléctrica ni agua, allí plantó sus primeras viñas y construyó una pequeña bodega de 110.000lts. de capacidad.

Bodega Stagnari Uruguay Vinos

Familia Stagnari

Enriqueta y Mariana, sus hijas uruguayas, nacieron en la antigua casona de Santos Lugares, ubicada a la altura del kilómetro 20 de la Ruta 5.

Es aquí donde Mariana Moise conoció a Héctor Nelson Stagnari.  Ambos se casaron en 1955 y allí vivieron elaborando sus primeros caldos, conjugando ambos los conocimientos heredados.

Con el tiempo se sumaron al emprendimiento sus dos hijas, Graciela y Virginia, y ahora también sus nietos, que representan la sexta generación de enólogos.

Carlo Meneguzzi Stagnari es el responsable de los viñedos. Mariana Meneguzzi Stagnari, la nieta mayor, en 2004 estudió en la Escuela de Enología, en 2006 participó en la exigente vendimia californiana, y en el 2008 amplió sus conocimientos en Australia.

El compromiso de la familia Stagnari Moise con la industria vitivinícola es la innovación y el respeto por el patrimonio natural del país como un tributo a décadas de sabios enólogos que aún preservan los secretos de la elaboración de sus vinos.

Esta historia es una evocación a la digna memoria de Vicente Stagnari, el pionero marquesano, y a la de Pablo Moise, el intrépido aventurero Piamontés

Pablo vivió en Buenos Aires hasta que logró obtener un buen empleo, pero pronto asumió riesgos que lo llevaron a límites insospechados trabajando como constructor de las vías férreas que conectaban el noreste argentino con Asunción, capital de Paraguay.

Las anécdotas sobre los proyectos de Pablo podrían resultar fascinantes para exploradores y antropólogos que contaba historias sobre europeos, turcos, criollos y aborígenes que se asentaban a los lados de las vías férreas en casas y almacenes.

Su trabajo como herrero en las vías férreas, le había permitido obtener algún dinero, razón por la cual decidió emigrar a Uruguay, un pequeño país que prometía paz y seguridad.

Pablo Moise compró tres hectáreas de tierra en un paraje llamado “Santos Lugares”, cercano a la ciudad de “La Paz” donde está ubicada nuestra bodega: “Antigua Bodega Stagnari”.

Poco a poco construyó una casa, primero sin luz eléctrica ni agua, allí plantó sus primeras viñas y construyó una pequeña bodega de 110.000lts. de capacidad.

vinos